Camino solidario

La Rueda Popular viaja para entregar bicicletas a los egresados de la escuela primaria 98 de Corrientes que seguirán la secundaria.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

“Tuvimos una meta, darles un reconocimiento al esfuerzo a los niños que egresaban de la escuela 98, “Jose Félix Leyes” ubicada en el Paraje La Mansión de Saladas”, aclararon un grupo de colaboradoras de la Asociación de Padrinos de las Escuelas Rurales (Apaer) que ayudan en el establecimiento educativo que se encuentra a 100 kilómetros de la capital de Corrientes.
La consigna organizada por la madrina Sandra Capocchi fue juntar fondos con el fin de comprar bicicletas para los chicos que continúan la secundaria.
Gracias a la ayuda de Adriana Mouján de la Revista Mía, se realizó una colecta entre los periodistas y personal administrativo de la Editorial Perfil. Poco a poco se fueron juntando voluntades y también la empresa Envaplast S.R.L. se sumó al proyecto.
Guillermo Gambetta de “La Rueda Popular” al conocer la inquietud puso todas sus ganas e ímpetu y empezó a organizar el viaje para llevar las bicicletas.
“El viernes 11 de diciembre emprenderemos el viaje hacia la escuela, vamos a poder entregarle bicicletas a los chicos para que puedan ir todos los días a la secundaria”, explicó Gambetta.

Y mientras la rueda sigue girando se fueron acercando distintos vecinos y amigos a donar sus vehículos como ‎German Catini‬ que pasó por el taller y llevó la suya. Lo hizo también la familia Casabuono, y ‬Yamila Acosta con sus hijos que crecieron y ya no las usan. La fabrica ‎TRUPPI,‬ ‎Delivery de Golosinas‬ entregó 3 cajas llenas de Gomitas‬ para todos los chicos.
Falta un día para que “La Rueda Popular” junto al profesor de la escuela de fútbol del Barrio Fiske Menuco en Río Negro, ‎Miguel Angel Zeballos‬ emprendan el viaje a Corrientes.
“‪Estamos muy agradecidos y emocionados. Ver que lo que hicimos se contagió, se multiplicó, y quehay más gente con ganas de hacer algo por el otro”, sostuvo Gambetta.
El alma mater de “La Rueda Popular” se ocupa de restaurar modelos antiguos, generalmente a pedido de gente que quiere recuperar la de sus padres o abuelos, para que los rodados clásicos puedan ser utilizados nuevamente.
Hoy Gambetta está a punto de unir el amor a la bicicleta con su temple solidario y así poder entregar una sonrisa a los niños que tendrán por primera vez una bicicleta.

Dejá tu comentario: