El presente de la cadena de ganados y carnes

El Presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (Fifra), Daniel Urcía realiza un análisis del momento de la producción ganadera en la Argentina.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
Por Dr. Daniel R. Urcia.

La ganadería ha retomado el impulso, producto de la mejora en la rentabilidad. En la cría continúa la retención de vientres y se advierte un el mayor kilaje promedio en la faena. Seguramente esos procesos se sostendrán a lo largo de este año.

La oferta de ganado para faena es baja pero su impacto en los precios de la hacienda y de la carne queda acotado por la escasa demanda de la exportación consecuencia de que los precios internacionales siguen deprimidos. Por otro lado, el sector industrial enfrenta diversos problemas entre los que se destacan la suba de costos y la alta presión fiscal.

En primer lugar hay que señalar que en la paritaria nacional del Convenio de la Carne 56/75, el sector empresario acordó con la Federación del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados  un aumento del 20% y un pago extraordinario de una suma fija de $2000 para los próximos 6 meses (abril/septiembre).

En segundo término debemos destacar que el impacto del aumento de energía eléctrica dispuesto por el Estado Nacional sorprendió a muchas empresas complicando su realidad financiera al encontrarse con que el costo del insumo  duplicó o triplicó el importe de las facturas, a lo que debe sumarse al aumento de combustibles que incide en el costo logístico.

Ante el continuo incremento de los costos internos (mano de obra, energía, combustibles) es esencial que el precio de la hacienda se mantenga en los niveles actuales y, al mismo tiempo, no disminuya el precio de los subproductos (cuero, sebo y hueso) para que no haya aumentos en el precio de la carne, porque el sector industrial no tiene margen para absorber nuevas subas de costos. .

Otro problema importante para la cadena de ganados y carnes, que debe ser resuelto lo antes posible, es el de presión impositiva. En un trabajo de Ieral de 2013 se demuestra que el precio de la carne aumenta 78,6%. Es necesaria la revisión de la aplicación de Ingresos Brutos y del Impuesto al Cheque (el primero de resorte provincial y el segundo sería facultad del Presidente), para de esta manera atenuar los efectos de un sector que se encuentra en recomposición con un futuro promisorio a nivel local, pero también internacional lo que se demuestra en la concurrencia de empresas a la Sial de Shangai (China) que se desarrollará en los  primeros días de mayo lo que marca un récord de participación al sumar 24 empresas que estarán agrupados en el stand organizado por IPCVA.

 

 

Dejá tu comentario: