Leche para pocos

Editorial del presidente de CRA, Dardo Chiesa

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Desde Confederaciones Rurales Argentinas pedimos a todos los actores de la cadena de valor trasparentar el sistema de comercialización de leche en nuestro país y solicitamos al Ministerio de Agroindustria que sea el nexo para lograrlo.

Instamos a trabajar en la información de mercados y en la defensa de la competencia para lograr con urgencia un equilibrio en la cadena láctea. La lechería argentina carece de un régimen de precios transparente y competitivo.

Esta situación lleva a que los productores tengamos bajos precios, haya cada vez más tambos cerrados y una desmedida concentración en la actividad.

Es por ello que hay una necesidad imperiosa para el tambero de mostrar y formalizar la actividad.

En momentos difíciles por las consecuencias de las inundaciones en las principales cuencas lecheras de la Argentina acompañamos y trabajamos en la solución de la coyuntura, pero como dirigentes tenemos la obligación de mirar la actividad en su conjunto a largo plazo. Creemos que hay que resolver el problema de lo que recibe el productor por litro de leche fresca en forma estructural.

Es una tradición mal entendida el uso de la palabra en los acuerdos comerciales

agropecuarios cuando sirve para eludir compromisos y perjudicar al productor.

Es necesario un mercado institucionalizado de leche a través de la formalización del contrato entre partes, con elementos básicos para armar el precio y las pautas de negociación, que pueda ser auditable y tenga un ámbito de arbitraje.

Por estas circunstancias día a día el tambero y el consumidor sufren las consecuencias de los desequilibrios dentro de la cadena de valor lácteo. Las industrias y los supermercados nos ponen de rodillas a los responsables de la producción primaria, y una vez más queda refrendado que el productor no es formador de precios al observarse la constante remarcación desmedida en los valores de los productos lácteos.

Con el fin de revertir esta situación es hora también de conocer el criterio de la política láctea para saber si vamos a crecer o achicar la actividad y definir si la leche es de todos o de unos pocos.

Dejá tu comentario: