“Nos tocó un gobierno nuevo con el peor año”

Entrevista exclusiva de Las Bases con el Senador Alfredo De Angeli, presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Por Sandra Capocchi

Inundaciones, proyectos de ley y la importancia de la participación en la política fueron los temas centrales de un encuentro entre LAS BASES y el flamante presidente de la Comisión de Agricultura en el Senado de la Nación, Alfredo De Angeli.

Conocido como productor entrerriano, el dirigente gremial federado transitó un camino desde los acampes en las rutas en el 2008 a una banca por Cambiemos. Hoy, como muchos agricultores, se encuentra preocupado por las inundaciones y trabaja para conseguir mejores condiciones de financiamiento con el Banco Nación.

LB: ¿Cuál es su análisis sobre la situación que viven los productores por las inundaciones? ADA: Estamos pasando por un momento muy difícil en muchas provincias de la Argentina por un fenómeno climático que hace desastres y que todos los días agrava más la situación.

Hay muchas pérdidas económicas para el productor, y por ende para el Estado nacional y provincial. Sin duda, muchos productores ganaderos, apícolas y principalmente los de las economías regionales han tenido muchas mermas, pero también la macro producción como la soja se encuentra complicada. Todavía no se puede hacer una evaluación porque sería en base de supuestos, pero sabemos que son graves las pérdidas. También en el tema de infraestructura con caminos y puentes destrozados.

Declaramos una emergencia. Está bien, es una ayuda espiritual como digo yo, pero necesitamos de la herramienta del Banco de la Nación Argentina, porque, al no poder cosechar, muchos productores tienen compromisos no sólo con cuotas sino con cheques que no los van a poder cubrir y eso arrastra a cortar la cadena de pago. Estamos trabajando fuertemente con este tema.

Les pido como senador que las entidades agropecuarias sigan acompañando con propuestas, hoy vamos a necesitar de todos. Nos tocó un gobierno nuevo con el peor año, habrá que hacer lo necesario para salir adelante.

LB: ¿En qué proyectos legislativos piensan avanzar?

ADA: En la reunión de gabinete se trataron distintos temas, pero hay que separar lo urgente de lo importante. Lo importante son las políticas públicas a largo plazo.

Tenemos que volver a la discusión del seguro multiriesgo. Ya se había hablado del tema, pero nunca se llevó a cabo.

Puede ser que el dinero que va para emergencias se use para ayudar a formar un fondo anticíclico para el seguro multiriesgo. Hay legislaciones comparativas con otros países del mundo. No lo vamos a inventar los argentinos, en otros lados se usa. Hay que tratar de hacerlo lo mejor posible. Universalizarlo para que las empresas de seguros internacionales tengan ganas de venir a la Argentina, para eso hay que mostrar seriedad y este gobierno lo está haciendo.

Respecto a la financiación de la actividad gremial, hay proyectos para discutirlos, algunos van a sufrir ciertas modificaciones. Respecto a los proyectos relacionados a lo impositivo es en Diputados donde comienzan a trabajarse.

LB: Cómo presidente de la Comisión, ¿cuál es su objetivo de trabajo este año?

ADA: Tratar una Ley de semillas, también volver a componer el Inase, el directorio que se disolvió, para que el Estado tenga el papel preponderante en el tema de semillas, que esta acéfalo.

También una ley de conservación de suelos; hay varios proyectos que discutir, no hay que dejar de cuidar el medio ambiente. Además, existen propuestas para fondos citrícolas, para los jugos naturales. Estamos analizando uno para los jóvenes emprendedores del campo, con créditos blandos para las sucesiones indivisas de los pequeños productores que a veces tienen que vender el campo porque un heredero no le puede comprar al otro.

Hay que tener claro que necesitamos que la gente se quede en el campo, para ello los Gobiernos de las provincias deben estar comprometidos para que haya caminos, electrificación, educación y comunicación. Es necesario ofrecer condiciones como en la ciudad. Eso va a llevar tiempo, pero algún día hay que plantar el árbol.

LB: ¿Qué hay en estudio para fortalecer las economías regionales?

ADA: Ayudarlos con fondos antíciclicos. En distintas economías regionales hay que trabajar a raíz de las circunstancias de los precios internacionales, elaborar fondos específicos y formar una política de cómo podemos achicar la brecha entre el productor y el consumidor.

LB: Respecto a la producción lechera, ¿qué propuestas trabajan para su fortalecimiento?

ADA: Estoy estudiando una vieja Ley Volando, una gran discusión de Don Humberto Volando, que nunca pudo llevar a cabo. Consiste en que en la buena época se cree un fondo para cuando lleguen los momentos malos en la actividad, que ese fondo salga a acompañar a los productores.

Lamentablemente creo que el productor es reacio en este tipo de iniciativas, cuando está bien no quiere aportar para cuando está mal. La leche es un commoditie que tiene altos y bajos como cualquier commoditie en el mundo. Vamos a tener que trabajar en eso. No sé si será exactamente sobre la Ley Volando, pero hay que analizarla y discutirla. Hoy se sabe que cuando hay falta de leche va a mejorar el precio, pero no podemos esperar que haya un año anormal para que les vaya bien a los tamberos.

LB: ¿Cómo se encuentra la conformación a nivel de bloques políticos? ¿Hay posibilidad de lograr consenso para aprobar los despachos de la Comisión que usted preside?

ADA: Las distintas comisiones de diputados y senadores, junto con el Ejecutivo, a través del Ministerio de Agroindustria, trabajamos juntos para ver cómo seguimos resolviendo problemas que hace mucho tiempo necesitamos solucionar en el país, y que no se podían hacer por falta de diálogo. Hoy tenemos que valorar que lo hay y que existe una decisión política.

Hace un mes que se conformaron las comisiones, ante las iniciativas legislativas no tengan dudas de que, si piensan en el bien de los productores, de las familias que viven en el campo, en el bien de los pueblos del interior, el campo creo que no va a ver ningún problema. En el campo se genera la riqueza de sus pueblos. Si a los sectores le va bien sin duda se va ver reflejado en la parte impositiva y en el país. Es cuestión de sentarse a dialogar. Al productor agropecuario hay que marcarle reglas de juego que sean claras y vean un futuro. No necesitan proyectos de ley para que se pongan a trabajar.

LB: A pesar de los logros que obtuvieron por la Resolución 125, ¿por qué el productor vuelve a estar tranqueras adentro como antes del 2008?

ADA: Eso es un error, tenemos que estar tranqueras afuera, tenemos que participar de la política siempre.

Nosotros dijimos que el 2016 iba a ser un año difícil, el 2017 va a ver los cambios. Los tiempos de las necesidades a veces no son los de la política, no es fácil. Estamos en un momento malo, estoy como senador poniendo todo lo que pueda a mi alcance.

Felizmente tenemos gente como el Ministro, el Secretario de Agregado de Valor y el Jefe de Gabinete que conocen el sector. Decirles a los productores que sigan agremiados, para los que no están en lo partidario. La política gremial es la llave para cambiar las cosas, para reclamar o para aportar.

Les digo a los productores que en los momentos de crisis nos damos cuenta del valor del gremio. Lamentablemente, muchos en los momentos de bonanza se olvidan del gremio, que es el momento donde más tiene que fortalecerse. En los países donde más consolidado está es donde con mejor situación se encuentra el productor agropecuario.

Lo decía en el 2008: el gremialismo y la política partidaria son causas nobles. La política partidaria es una herramienta en donde necesitamos que mucha más gente participe, que aporte a la política, que dejemos de mirarla desde afuera porque sino hay otra gente que la integra y que desconoce de las cosas del campo.

El que no tiene tiempo para la política no tiene tiempo ni para él. No me diga que una hora por mes no le puede dedicar al gremio. O un quintal de soja para pagar la cuota. Una tonelada de soja la pueden poner tranquilamente en el gremio por año. Si no lo quieren hacer es porque quieren la otra política.

Como productor agropecuario primero, como gremialista segundo y ahora devenido a la política partidaria, les pido que no me vengan con excusas de que no pueden participar. Hay que estar acompañando a sus dirigentes de base o provinciales y nacionales. Tienen que ir a las reuniones, no esperar a que venga un fenómeno climático para ir.

Se necesita de cada uno de los productores, con aportes permanentes de ideas para sacar las mejores leyes, que sea para el bien colectivo.

Hay algunos que no hacen y encima están mirando para criticarnos, no van ni siquiera adelante, ni al lado nuestro. Sino atrás esperando nuestros errores.

Dejá tu comentario: