La Iglesia pidió “aliviar el dolor de los más pobres”

Lo solicitó el cardenal Mario Poli en el el tedeum por el 25 de Mayo en la catedral metropolitana con la presencia del presidente Mauricio Macri.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió hoy el tedeum por el 25 de Mayo en la catedral metropolitana, donde delante del presidente Mauricio Macri y otras autoridades pidió que las estadísticas “no paralicen”, sino que sirvan para redoblar los esfuerzos para “aliviar el dolor de los más pobres” y “de las familias que sufren la humillación por carecer de lo esencial”. El purpurado llamó a crear “mesas donde compartir la sabiduría del diálogo, donde las ideas superen las ideologías y donde nadie se levante hasta encontrar acuerdos razonables y duraderos de los que dependen tantas vidas, proyectos y sueños”.

El presidente Mauricio Macri encabezó los festejos oficiales por el 206 aniversario de la Revolución de Mayo, que incluirán un “locro patrio” en la Quinta de Olivos.

La última vez que un jefe de Estado participó en la ceremonia religiosa por el 25 de Mayo en la Catedral metropolitana fue en 2014, durante el segundo mandato de Cristina Kirchner .

 

Mensaje Episcopal

Poli subrayó que “la palabra de Dios promueve la solidaridad y la igualdad” y sostuvo que, “por eso, a la luz de las palabras del señor, reconocemos los símbolos de la historia y no rehuimos a los que sufren y son víctimas del egoísmo”.

“Quien otro puede enseñarnos la pacificación sino el que sobrevivió a sus agresores”, remarcó el arzobispo.

En alusión al evangelio de San Marcos donde se presenta a Jesús subiendo con sus discípulos a predicar, Poli recordó que “él, por tercera vez, les anuncia su pasión” y solicita a sus apóstoles “que dejen toda ambición de poder y los mesianismos políticos”, al mostrar un “modo distinto de ejercer la autoridad”, recordándoles que “el que quiera ser primero debe ser servidor de todos”.

También, en su homilía, solicitó “que la prudencia de sus autoridades y la honestidad de los ciudadanos robustezca la concordia y la Justicia y podamos vivir en paz y prosperidad”.

“Tantas cosas necesitamos maestro, necesitamos muchas cosas”, citó el arzobispo en otro tramo de la homilía y remarcó que “la Patria no comienza ni termina con nosotros sino que nos trasciende” y convocó a “pensar en el hermano”.

En este marco, el arzobispo de Buenos Aires destacó la importancia de que todos los argentinos y los inmigrantes puedan contar con “lo elemental”, como es “techo, tierra y trabajo”.

Locro

Respecto del cambio de planes, dado que el tradicional locro iba a ser primero en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, indicó que se trasladó a la Residencia de Olivos porque es “lindo abrir las puertas de la Quinta”.

Peña afirmó que el Gobierno “no” observa “ningún tipo de conflictividad” con la Iglesia, destacó la celebración patria y dijo que el macrismo comparte el “mensaje” del papa Francisco en reclamo de “diálogo, paz y salir de una lógica de una Argentina de confrontación”.

Fotos de Jorge Gruppalli

 

Dejá tu comentario: