Continúa la controversia con Monsanto

Desde la Federación Agraria criticaron la posibilidad de que el Gobierno nacional autorice el método propuesto por la empresa de agroquímicos para evaluar la soja.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Ante versiones periodísticas que sugieren que el Gobierno podría autorizar el método para evaluar la soja propuesto por la multinacional Monsanto, la Federación Agraria Argentina expresó: “Nos preocupa mucho enterarnos de que estaría en curso un proceso de homologación de un sistema de detección de tecnología intacta, sin que los agricultores hayamos podido tomar parte” y añadió: “En este momento, el único método que hemos visto es el que propone Monsanto, que no tiene certeza cuantitativa ni cualitativa, por eso reiteramos la alarma que ya hemos expresado hasta el cansancio: no podemos permitir que nos persigan con los resultados de ese masomenómetro Made in Monsanto”.
“Preocupa la mora en la constitución del Directorio del Inase, pese a los reiterados anuncios del gobierno en ese sentido y alarma a los federados que el Comité Evaluador emita dictamen sin haber dado traslado del procedimiento a los interesados y sin haber hecho uso del lo dispuesto, al menos en el Art 7, Inciso c”, señaló FAA.
“Hace años venimos denunciando el accionar de esta multinacional, que se mueve cómodamente abusando de su posición dominante, avasallando los derechos ancestrales de los productores, intentando actuar por encima del Estado soberano. La denunciamos en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, alzamos nuestra voz en todos los ámbitos en los que hemos podido, logrando que el Ministerio de Agroindustria dictara la resolución 140/16. Sería un triste desenlace para esta lucha que hemos sostenido no sólo FAA sino las cooperativas y los agricultores, que se homologue el método propuesto por la misma interesada. El Estado no puede resignar soberanía. La época en la que el patrón ponía las reglas, pesaba y ponía el precio terminó en la huelga de 1912. Monsanto atrasa 104 y debemos denunciarlo, aunque no le guste eso”, concluyeron los federados.

Dejá tu comentario: