Fuerte incendio afecta a más de 800.000 hectáreas

Buenos Aires, La Pampa y Río Negro son las provincias afectadas.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Con más de 800.000 hectáreas destruidas, el voraz incendio complica gran parte del norte de la provincia de Río Negro, regiones de La Pampa y un sector importante de la provincia de Buenos Aires, y que generaron una situación que los productores de la región calificaron de “desesperante”.
Desde Confederaciones Rurales Argentinas consideran que “si bien las causas de los incendios en muchos casos parecen ser naturales (empujadas por una fuerte caída de rayos), una vez concluido el siniestro requerirá de la intervención y un gran esfuerzo económico de las autoridades políticas municipales, provinciales y nacionales para reinsertar las condiciones de producción a las zonas afectadas”.
Por su parte, el director del Distrito 11 de Federación Agraria Argentina, Alcides Haure, califica la situación en el sur de la provincia de Buenos Aires como “desesperante” ya que el fuego “destruyó ya unas 200 mil hectáreas de 4 distritos”.
“Estamos muy complicados y el panorama es desolador”, sostiene y explica que las llamas provocaron una destrucción total del terreno y las “pérdidas económicas son millonarias”.
Haure remarca que “no menos de 200 mil hectáreas han quedado arrasadas por el fuego y los partidos más afectados son Patagones, Villarino, Puán y Bahía Blanca” y exige a las autoridades “una urgente política de control de incendios” al tiempo que denuncia que “hay un solo un avión hidrante en Tornquist que tiene un alcance de 40 kilómetros”.
Si bien aún no se puede cuantificar la magnitud de dichas pérdidas dede Coninagro reconocen que “en muchas explotaciones agropecuarias se sufre por el exceso hídrico, y en otras se pasa al extremo de pérdidas totales en la vegetación por el fuego”.
La entidad cooperativista requiere a los gobiernos municipales, provinciales y Nacional “la agilización de los paliativos que permitan a los productores sentirse acompañados con medidas concretas en esta grave emergencia”.
Informa la Agencia Telam en el departamento rionegrino de Adolfo Alsina fueron consumidas por las llamas 14 mil hectáreas, según la Estación Experimental Agropecuaria Valle Inferior del Río Negro (EEA) perteneciente al INTA, y detalló además que el fuego destruyó 179 mil hectáreas e n Conesa, 273 mil en Pichi Mahuida y en Patagones 77 mil.
El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, aclara que será declarada la emergencia agropecuaria en la provincia como consecuencia de los incendios que ya afectan a unas 543 mil hectáreas en los últimos quince días, sobre la zona Este del territorio rionegrino.
“Cambió el viento, estamos teniendo viento sur, el fuego volvería sobre el área quemada, si el viento juega como está jugando hoy, al anochecer podemos decir que no hay incendios vivos”, explican.
Aparentemente las tormentas eléctricas, el gran calor, la falta de lluvias, y la abundancia de pastos, sumadas a las pocas medidas de prevención utilizadas, hace que sea muy difícil establecer mecanismos de control preventivo.

La Pampa

Defensa Civil de La Pampa informa que “el incendio se originó el 31 de diciembre por una tormenta eléctrica”. Colonia La Pastoril y La Adela, en la provincia de La Pampa, son las localidades mas afectadas.
Un equipo de 25 brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación trabaja en el combate del incendio forestal en La Adela, La Pampa, en apoyo a bomberos voluntarios de la zona, Defensa Civil y brigadistas del Plan Provincial.
“Estamos presentes en los incendios de La Pampa, con nuestro regional, desde el primer día, y contamos con brigadistas y la asistencia de dos helicópteros, un avión observador y otro hidrante en el lugar”, asegura Guillermo Barisone, director nacional del SNMF.
“Las características de este tipo de eventos son muy difíciles para trabajar con un avión hoy, porque los vientos rondan los 50 km/h con alguna ráfaga de 60 o 70. Por eso en este momento se está volando con un helicóptero como observador (hay dos) y no con el avión hidrante”, agrega Barisone.

Imágenes de los incendios

El helicóptero desde el que se tomaron las imágenes pertenece al Servicio Nacional de Manejo de Fuego y el sobrevuelo fue gestionado por el director provincial de Defensa Civil, Leonardo Zaccagnini, y el coordinador regional del SNMF, Marcelo Mosheijuck.Videos suministrados a La Brújula 24.

 

 

Incendio en Villarino, imágenes de La Nueva.

Dejá tu comentario: