Arándanos: Nuevos desafíos se presentan en la campaña 2018/19

Una nueva campaña está a punto de iniciar y con ella se plantea la gran incógnita como se va presentar. El arándano es un negocio atractivo, pero de altos riesgos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Con los primeros embarques de Perú se inició la campaña de arándanos 2018/19 a nivel internacional. La misma se presenta favorable de parte de los mercados del norte. En estos la campaña local finaliza en forma adelantada. Pero por parte de los países australes se presenta el desafío de ubicar nuevamente un volumen superior al de los años previos, sin que este plus reduzca demasiado los precios.

En todas las campañas se presentan imprevistos, lo que lleva a la necesidad de hacer un seguimiento constante. Los resultados más de una vez fueron diferentes a lo esperado.

En el informe realizado por Top Info Marketing la ingeniera agrónoma Betina Ernst  explicó que “la fuerza de Argentina fue ser un proveedor temprano, al anticiparse a la producción de Chile. Pero con el surgimiento de Perú como otro proveedor precoz, Argentina tuvo que cambiar su estrategia comercial y enfrentarse al nuevo escenario comercial”.

Con los primeros envíos de arándanos de Perú se inició la nueva campaña . La misma se presenta favorable desde el punto de vista de la demanda; pero más complicada desde la parte de proveedores, ante la creciente competencia que se está generando.

Perú ya pronostico un aumento del 50% de la exportación. Probablemente también Chile continué creciendo. Mientras que los posibles aumentos de Argentina, Uruguay y Sudáfrica sean más pausados. Pero seguramente el total exportado por el Hemisferio sur superará las 200-220.000 toneladas.

Ernst conocedora de la actividad de la cadena de arándanos sostiene que “este fuerte aumento de la disponibilidad crea todo un desafío para los comercializadores. El riesgo de un derrumbe de precios y que el arándano se transforme en un comodity es alto. Para enfrentar estos riesgos hay que poner todos los esfuerzos para aumentar las ventas. Hay una tendencia global al aumento del consumo. Por ejemplo en los EEUU se calcula con un aumento anual del 15/18% de las ventas. Pero este aumento de la demanda es menor al de la oferta. Por ejemplo la disponibilidad austral se duplicó en menos de 5 años”.

La especialista aconseja “trabajar con los minoristas (promociones, ofertas, fuerte presencia) para incrementar las ventas. Estas acciones tienen que ser apoyadas por campañas de promoción del consumo de arándanos, como ya lo está haciendo Chile hace muchos años. Probablemente sea necesario intensificar estos programas. Otra estrategia para ampliar al espectro consumidor es la diferenciación de la oferta. No vender todo simplemente como “arándanos”, sino darle un valor agregado y una diferenciación sea por una marca, calidad, variedad, presentación, embalaje u origen”.

Luego de una complicada campaña 2016/17 en la que un repentino aumento de la oferta provoco desbalances en los mercados y arruinó los precios; la del 2017/18 se presentó más tranquila. El total exportado por el hemisferio sur en el 2017/18 fue de 180.000 toneladas. Esto es un 17% más que en el 2016/17 y el doble que hace unos 5 años. El plus se debe al fuerte crecimiento que registró Perú, Sudáfrica y Chile. Argentina y Uruguay muestran una exportación estabilizada.

En los últimos años Argentina tuvo una exportación bastante estable alrededor de las  16.000 toneladas. Haber mantenido sus exportaciones fue un importante logro, en un contexto nacional en el cual la exportación de las restantes frutas se desplomó, ante sucesivas crisis y años con una política adversa a la exportación de frutas.

El panorama descrito por Top Info informa que en EEUU hay una tendencia a un clima adverso para los arándanos por tener un verano muy caluroso y con insuficientes lluvias. Tanto en Michigan, como en la región del noroeste (Washington-Oregon) se está cosechando menos que otros años. Los envíos que realizan al mercado en fresco se ubican aproximadamente un 30% por debajo del 2017 y 2016. Además la madurez esta avanzada. Todo indica que la campaña finalizara con menores volúmenes y antes que otros años. Esto se está reflejando en los precios.

Respecto a Europa, también el verano esta perjudicando el cultivo. La diferencia con un año normal es más marcado en el norte de Europa que en el sur. Se están registrando daños por asoleado, caída de frutas y maduración anticipada. La campaña esta adelantada en 2-3 semanas y el final de campaña se presenta con un menor volumen a lo habitual. También en este caso los mercados empezaron a reaccionar, subiendo sus cotizaciones ante la menor disponibilidad de fruta. En los primeros días de agosto los precios lograron superar a los del 2017 y 2016.

Por otra parte, Perú a partir de la segunda semana de julio empezó a embarcar a un ritmo de 200-600 toneladas/semana. Hasta fines de la semana 31 había embarcado 1.800 toneladas, casi todo por barco (95% del total). El principal destino en las primeras semanas fue Asia (60% del total), en especial Hong Kong, Tailandia y Malasia.

La estimación de exportación de Proarándanos de Perú es de más de 70.000 toneladas para la campaña 2018/19, lo que significa un 50% más que en la campaña pasada.

Chile, Argentina, Uruguay: Con inviernos bastantes fríos pero a diferencia de otros años, parejo, sin cambios bruscos y repentino ingreso de una masa polar. En Argentina y Uruguay hubo frecuentes lluvia, siendo un otoño invierno bastante húmedo. En Chile llovió menos de lo habitual, pero esto no fue un mayor problema gracias a que los reservorios cuentan con suficiente agua para el riego.

Dejá tu comentario: