El G20 resaltó las oportunidades de la revolución digital

Proponen reducir la brecha digital de género, medir la nueva economía y acelerar el desarrollo de infraestructura digital.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
La Reunión ministerial de Economía Digital del G20 concluyó esta tarde en Salta con una conferencia de prensa a cargo de los ministros de Modernización y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Argentina, Andrés Ibarra y Lino Barañao, respectivamente. Después de dos días de actividades en la ciudad del noroeste argentino, los funcionarios describieron como un éxito el encuentro y destacaron el “absoluto consenso” de los participantes sobre una amplia agenda vinculada a la transformación digital.
La declaración final reflejó el compromiso del grupo para “promover políticas y acciones que catalicen las transformaciones digitales”.
El documento, construido sobre la base del consenso logrado durante las presidencias china y alemana del G20, reconoce que la digitalización es un motor cada vez más importante del crecimiento económico. En este sentido, insta a los países a profundizar el entendimiento de los nuevos modelos de negocios con el objetivo de acelerar el desarrollo de la economía digital de manera inclusiva, transparente y competitiva.
“La revolución digital que estamos viviendo tiene sentido en la medida en que dé beneficios a nuestra gente y a nuestros ciudadanos, en la educación, en la salud, en los trámites con el Estado”, afirmó Ibarra, antes de aludir a las “enormes oportunidades” que presenta la nueva realidad. Si bien reconoció que algunos trabajos requieren una especialización mayor, sostuvo que “lo importante es que toda nuestra comunidad tenga herramientas para poder enfrentar el mundo digital”.
El ministro de Modernización repasó luego los principales puntos de acuerdo, como, por ejemplo, la reducción de la brecha digital de género, que, según indicó, “genera igualación de salarios, oportunidades laborales y nuevos empleos”. También mencionó el desarrollo de infraestructura tecnológica y la medición de la nueva economía, además de aludir a las oportunidades de intercambio y a los espacios de colaboración entre países.
Barañao, mientras tanto, indicó que “la revolución digital es mucho más horizontal y democrática que la revolución industrial” y resaltó el consenso alcanzado en la reunión por “llegar al último ciudadano de cada uno de los países”.
“El rol del Estado es proveer condiciones para que los ciudadanos puedan hacer un uso efectivo de las oportunidades que se les presentan”, añadió el titular de la cartera de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.
En términos de inclusión digital, la declaración del G20 señala que “en muchos países la brecha digital de género sigue siendo amplia”, pero indica que existe una “oportunidad extraordinaria para implementar las políticas y las acciones que aceleran la integración plena de las mujeres”. En este punto, los delegados acordaron un anexo con recomendaciones concretas, que incluye desde establecer metas y abordar estereotipos hasta fomentar los emprendimientos digitales de mujeres.
Respecto de infraestructura, el comunicado resalta “el objetivo común del G20 de brindar acceso universal y asequible a Internet para todas las personas en 2025” y asevera que la conectividad universal es “un potente motor del crecimiento inclusivo y del desarrollo sostenible”.
Otro de los puntos destacados hace referencia a gobierno digital, que además incorpora un anexo específico. Al respecto, los representantes abogan por un “sector público ágil, innovador, integrado y basado en datos” que sea capaz de hacer “un aporte vital para el desarrollo de la economía digital”.
 
La declaración, consensuada por todos los países miembros, aborda asimismo otros temas como las tecnologías digitales emergentes y el desafío de capturar los beneficios de la digitalización para mejorar la productividad, y “la importancia de respaldar a los empresarios y a las micro, pequeñas y medianas empresas”.
Respaldo de la troika
La presidencia argentina del G20 recibió asimismo el apoyo de Japón y Alemania, los otros países integrantes de la troika del grupo.
“Alemania está particularmente complacida de que la Argentina continúe el trabajo realizado por los ministros de Economía Digital en 2017. La Argentina ha construido sobre la Hoja de Ruta para la Digitalización que acordamos el año pasado en Alemania y está trabajando en importantes temas de digitalización en su propio proceso ministerial del G20. De esta manera envía una señal muy importante al mundo entero. La digitalización cambia todas las partes de nuestra economía, política y sociedad, a la vez que acerca al mundo. Bajo la presidencia argentina, hemos progresado mucho en esta área”, señaló Christian Hirte, secretario de Estado Parlamentario del Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Energía.
Manabu Sakai, ministro de Estado de Asuntos Internos y Comunicación de Japón, expresó por su parte que su país “celebra a la Argentina por el gran éxito de la Reunión ministerial de Economía Digital del G20. Esperamos continuar el éxito de este año, así como promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible que respalden la economía digital, facilitar la infraestructura digital y promover la discusión para un mejor desarrollo y uso de las tecnologías emergentes, incluida la inteligencia artificial”.
Sobre el G20
El G20 nació en 1999 como una reunión técnica de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales. En plena crisis económica de 2008, se convirtió en lo que es hoy: un espacio clave de discusión y toma de decisiones en el que participan los máximos líderes mundiales y las principales economías. En conjunto, sus miembros representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional.

Dejá tu comentario: