Panorama de la campaña citrícola internacional

Argentina esperanzada con la apertura del mercado chino.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

El Portal especializado en frutas y hortalizas Fresh Plaza presentó un informe detallado sobre el panorama mundial de la naranja.

Argentina, entusiasmada con nuevos mercados

El sector citrícola está dividido entre los exportadores entusiasmados con el mercado mundial, dado que China ha abierto sus fronteras a las naranjas argentinas, y los productores que se enfrentan a una mayor carga fiscal y a intereses de financiación más elevados. “China ha recibido contenedores de naranjas argentinas por primera vez en la historia y eso abre la puerta a inmensas perspectivas en cuanto a lo que podrían ofrecer mercados similares”, dice un comerciante. La exportación de limones a los Estados Unidos ha vuelto a subir y los exportadores esperan poder continuar con el envío de naranjas a este mercado.

El sector español mira el inicio de campaña con preocupación

En estos momentos, en el mercado detallista europeo se pueden encontrar todavía las últimas naranjas Valencia sudafricanas a la venta. Al mismo tiempo, la temporada española ya ha comenzado en la Comunidad Valenciana y Andalucía, las principales zonas productoras, que están cosechando las primeras Navelina. En estos momentos las fuertes lluvias son la mayor amenaza para los productores valencianos, cuyos campos han quedado inundados en algunas zonas y, llegando incluso a las centrales de envasado. La actividad está casi paralizada en el sector, ya que la fruta no puede cosecharse cuando está mojada por los problemas postcosecha que acarrea, aunque igualmente se teme que la persistente lluvia afecte a la calidad de la piel de la naranja en los árboles.

 

En España desde el inicio, la temporada está siendo más complicada que la pasada. La cosecha arrancó con retraso y el rendimiento es un 23% mayor que el año pasado, con abundancia de calibres pequeños. Además, el calor se ha quedado en Europa más tiempo y eso ha mermado la demanda de cítricos en general, dando lugar a un mercado bastante tranquilo. Como consecuencia de esto, se palpa nerviosismo y ansiedad por parte de productores y exportadores, que terminan vendiendo la naranja a precios más bajos, incluso por debajo del coste de producción en algunos casos.

En la actualidad, el precio es más bajo que el año pasado por las mismas fechas. Dado que la cantidad de calibres pequeños es considerablemente mayor y por tanto hay más disponibilidad para industria, ésta ha empezado pagando 0,10 euros por kilo de naranjas, la mitad que el año pasado. Los almacenistas y comisionistas, que son los que adquieren en origen la naranja que revenden a las fábricas, pagan a 7 céntimos, menos que por recolectar para terceros.

Según datos de la Conselleria de Agricultura, en la Lonja de Cítricos el precio de la naranja Navelina en árbol es de 15 céntimos -que en el mercado mayorista de MercaValencia se vende a 40 céntimos el kilo-, la Navel Lane Late se paga a 0,23 y la Salustiana a 0,188.

Italia: El precio mejora y el ambiente es positivo

La semana 45 se caracterizó por un incremento del precio medio, como resultado del aumento registrado por las variedades pigmentadas de Siracusa, que se han beneficiado de una disponibilidad limitada por el mal tiempo que afectó a algunas regiones de Sicilia a finales de octubre. En la semana 45 empezó la cosecha de Navelina en las regiones de Metaponto. La calidad de los primeros lotes es satisfactoria, pese a que el color todavía no es muy homogéneo debido a unas temperaturas por encima de la media. El precio inicial fue algo mayor que el año pasado. El precio del producto de Tarento cayó como resultado de un aumento de la oferta y la poca fiabilidad de la calidad, resultado de las lluvias durante la última fase de maduración del fruto.

Debido a varios factores, entre ellos enfermedades como el virus de la tristeza, la producción de naranjas sicilianas es baja en general. Las naranjas Moro alcanzaron un alto precio en origen, un 30% mayor en comparación con el año pasado. Los contratos mayoristas y minoristas no se espera que tarden mucho. Por el momento, los compradores internacionales se encuentran en una situación de incertidumbre por el alto precio de la producción.

La campaña 2018/2019 arranca con buenas perspectivas para la naranja de Ribera DOP siciliana. En los últimos días, se ha iniciado la venta de las primeras Navelina con un precio medio más alto que el año pasado. Los controles en campo confirman la “excelente calidad” y los calibres medianos. En general, la cosecha se puede comprar con la del año pasado. Las Navelinas se cosechan hasta diciembre, tras lo cual toman el relevo del mercado las brasileñas y las Washington Navel. Se espera un volumen un 20% superior. Las perspectivas también son buenas para la Vaniglia temprana, una dulce naranja de Ribera cuya superficie de cultivo crece todos los años.

Grecia espera una buena temporada

Este mes, empieza la temporada para las varias organizaciones comerciales. El cultivo griego está muy fragmentado, por lo que la superficie por agricultor es pequeña. Un elevado porcentaje de los productores trabajan a tiempo parcial, por lo que hay poco espacio para invertir en el cultivo. Las exportaciones se concentran principalmente en los países de Europa del Este, entre los que destacan Polonia, los Balcanes, Rumanía y Bulgaria. Las perspectivas para la temporada son positivas, con una buena cosecha y una buena calidad. Además, los exportadores no tienen queja de los calibres de la fruta.

Francia: Gran oferta en el mercado citrícola

En estos momentos, el mercado citrícola francés carece de dinamismo. Hay una gran oferta de diferentes orígenes y una demanda muy poco activa. En Córcega, el cultivo de naranja está en pleno apogeo. El objetivo es llevar la fruta el mercado en el mes de diciembre. Al igual que las famosas clementinas corsas, se venderán con hoja.

Alemania: España sustituye a Sudáfrica

En el mercado mayorista alemán, la temporada europea de la naranja va avanzando poco a poco, aunque se sigue vendiendo alguna que otra Valencia Late sudafricana. Se cree que la temporada sudafricana concluirá definitivamente dentro de dos semanas como muy tarde. Las primeras naranjas Navelina españolas se ofrecen ya desde hace una o dos semanas. Los precios de venta para la calidad A oscilan entre 1,50 y 1,80 euros el kilo al por mayor. Las marcas de calidad conocidas, como Rotkehlchen, Götterfrucht y Die Süße Susie, son las más demandadas tanto al por mayor como al por menor.

En las próximas semanas hasta Navidad, las naranjas sanguinas (Tarocco, Moro y Sanguinelli) italianas también se podrán encontrar en el mercado. Con respecto a esta categoría de productos, hay que tener en cuenta que las primeras sanguinas suelen llegar mercado a expensas de la calidad y el sabor. Por tanto, las mejores no llegan hasta el cambio de año, según comerciantes especialistas.

Países Bajos/Bélgica: Llegan las primeras Navelina españolas
Las primeras Navelina españolas están llegando al mercado holandés, y también hay oferta suficiente de naranjas para zumo. La fruta ha llegado más tarde que otros años y los precios son normales para la época en la que estamos. Los importadores dicen que todo ha ido como debería, sin más detalles. Dicen también que la producción española se enfrenta a una mayor competencia de los cítricos marroquíes y egipcios. En diciembre se esperan las primeras Navelina de Marruecos, seguidas de las Salustiana para zumo a finales de ese mes.

California espera calibres pequeños

En California, parece que la temporada es todo lo contrario a la del año pasado. Un comerciante indica que hay muchos calibres pequeños, lo cual atribuye, entre otras cosas, al calor que ha aplacado al valle de Orange Cove. “Encima, casi no ha llovido, así que está todo muy seco”, apunta. Por tanto, esta temporada se espera un repunte de los calibres pequeños y muy pequeños. La temporada ha comenzado un poco antes de lo normal, el 22 de octubre.

El año pasado, la situación era la inversa. Los calibres predominantes eran los grandes y apenas se encontraban calibres pequeños. Aún se desconoce cuál será el volumen real de cosecha este año, pero a la vista de la fruta que hay en los árboles, se prevé mayor.

Además de en California, también ha empezado la temporada en Florida y la temporada de importación sigue activa, “en especial de fruta chilena. Hemos estado suministrando calibres algo mayores y eso les ha ido bien, pero aún estamos esperando que salgan del mercado”. Como resultado, ahora la demanda es reducida y se espera que así siga hasta Navidades. Se registran buenos precios para los calibres grandes, mientras que el precio de los calibres pequeños está bajo presión. “Ha caído considerablemente desde el inicio de la temporada y no creo que hayamos tocado fondo todavía”, advierte un comerciante.

La temporada australiana vuelve a batir récords

Los productores de Queensland han tenido una cosecha menor y una temporada más corta este año, según Citrus Australia. No obstante, la calidad no se ha visto afectada y los precios han alcanzado un mejor nivel que el año pasado. Y eso, gracias también a las exportaciones. Así, pues, el sector se prepara para un segundo año de récord. Según un comerciante, los precios son el triple que hace cinco años. El valor de las exportaciones ha crecido un 10% hasta superar los 500 millones de dólares australianos (320 millones de euros) por primera vez.

Crecer en nuevos mercados se ha vuelto esencial para los productores australianos para poder hacer frente a la competencia de otros países. Tanto China como Japón se han convertido en importantes destinos de exportación para la Navel del sur. Vietnam es un mercado premium dispuesto a pagar un buen precio por producto con el calibre adecuado (de mediano a grande). En los mercados de exportación, se presta más atención a la calidad de la fruta, un aspecto que está cobrando relevancia sobre todo en China. A raíz del crecimiento del mercado de exportación y de los buenos resultados, se están plantando muchos árboles, en especial de las variedades que tienen demanda ahora.

Temporada difícil para Sudáfrica

Ha sido una temporada difícil para los citricultores sudafricanos, en especial por el exceso de producto que en algunos mercados ha provocado la mayor oferta de Egipto. Sudáfrica ha exportado más de 78 millones de cajas (de 15 kilos) de Navel y Valencia. En el Cabo Occidental ha habido algunas complicaciones con el calibre de las frutas a causa de la sequía. También se ha informado de problemas con las Navel en otras partes del país.

Colombia logra el acceso a los EE. UU.

Esta temporada, a Colombia se le ha concedido el acceso al mercado estadounidense por primera vez, a lo que los exportadores han reaccionado con entusiasmo. En las primeras estimaciones, el Gobierno creía que sería posible enviar los primeros cítricos en 2019, pero se pudo comenzar antes. Los Estados Unidos son un importante mercado de exportación para Colombia. Entre enero y septiembre de este año, el volumen de las exportaciones de lima Tahití y naranja a cinco destinos internacionales diferentes ha ascendido a 212.000 toneladas.

Uruguay quiere incrementar las exportaciones

Entre enero y junio de este año, el país ha exportado 30.000 toneladas de mandarinas, naranjas y limones, que han generado una facturación de 20 millones de dólares. Los Estados Unidos han sido el mercado más importante, con un 60% del volumen, por delante de la UE, que ha recibido el 20% de las exportaciones. Le siguen Rusia, Brasil, Canadá y los Emiratos Árabes Unidos. No obstante, el país sigue buscando cómo expandirse. Los importadores chinos se han mostrado interesados en las naranjas Valencia, que llegan al mercado en julio y agosto. Además, también se mencionan como mercados de exportación interesantes Filipinas, Indonesia, India, Vietnam y México.

Los productores brasileños miran con optimismo la temporada 2019/2020

Las primeras estimaciones para la campaña 2019/2020 en São Paulo y Triângulo Mineiro publicadas este mes son positivas. En octubre llovió en las zonas productoras. En algunas zonas de São Paulo, las lluvias han superado la media histórica. Según algunos productores, las perspectivas son especialmente halagüeñas para las regiones de cultivo del sur, dado que las condiciones meteorológicas son favorables. Pese a que aún es muy pronto para hacer una predicción precisa, el sector se muestra optimista.

La campaña 2018/2019 finalizó con cifras menos positivas. São Paulo y Triângulo Mineiro registraron una caída del 31,4% en los ingresos con respecto a la temporada pasada. Se llenaron 273,3 millones de cajas (de 40,8 kilos) con naranjas, un 5,2% menos de lo informado en mayo. A principios de este año todavía preocupaba la próxima temporada por la sequía, pero parece que ahora esas preocupaciones se han disipado.

 

Chile cierra una temporada complicada

La temporada citrícola ha cerrado con más de 358.000 toneladas exportadas a varios destinos en todo el mundo, lo cual ha supuesto un incremento del 32%. El 28% de ese volumen corresponde a las naranjas, que ocupan el segundo puesto por detrás de las mandarinas (30%). Aun así, la temporada de la naranja se ha calificado de “complicada”. Las heladas menguaron la cantidad de fruta en los árboles, pero el rendimiento fue más alto de lo esperado anteriormente. Se han exportado cerca de 99.800 toneladas, más que en la temporada anterior.

Dejá tu comentario: