Postergan en Buenos Aires el impuesto Neflix

La medida se adoptó por razones de administración tributaria vinculadas con cuestiones operativas.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

El Gobierno bonaerense decidió hoy postergar por cuatro meses la implementación del llamado «impuesto Netflix», debido a complicaciones operativas para el inicio del cobro a los contribuyentes.

Por impulso del gobierno de María Eugenia Vidal, la Legislatura provincial había aprobado el cobro de ingresos brutos a servicios de plataformas como Netflix y Spotify, además de páginas web de citas por las que los usuarios abonan un canon.

Este impuesto debía comenzar a regir el 1 de enero pero la administración Vidal cedió al actual gobierno de Axel Kicillof la reglamentación para la imposición de la alícuota que deberán abonar los usuarios.

Este gravamen se sumará al impuesto del 8% que los usuarios ya pagan a nivel nacional por decisión de la Casa Rosada a partir de la denominada Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que definió un aumento en la presión fiscal.

A través de la Resolución 1 publicada este lunes en el Boletín Oficial bonaerense, se prorrogó hasta el 1° de abril de 2020 «la entrada en vigencia de las disposiciones establecidas en la Resolución Normativa N° 38/19».
Esa medida determinaba que «las entidades que sean contribuyentes del impuesto sobre los Ingresos Brutos, que faciliten o administren pagos al exterior de los servicios previstos en el artículo 184 bis del Código Fiscal, a favor de sujetos prestadores no residentes en el país».  Y señala que «el BAPRO actuará como agente de liquidación e ingreso de Ingresos Brutos que corresponda a los usuarios de tales servicios en su carácter de responsables sustitutos».

La medida, que lleva la firma del director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, establece que la resolución «comenzaría a regir a partir del 1º de enero de 2020, inclusive».

Entre los fundamentos se explica que la decisión se adoptó por «razones de administración tributaria vinculadas con cuestiones operativas» y las necesarias adaptaciones que deben desarrollar e implementar los agentes de liquidación».

Fuente: Agencia NA

Dejá tu comentario: